Por sus características higiénicas y su facilidad de limpieza es usado en laboratorios, habitaciones de hospitales, nursery, terapias y quirófanos.

Su estructura compacta, sin poros, fisuras, ni juntas visibles, como así también su zócalo sanitario, hacen imposible la proliferación de bacterias y permiten una limpieza total.

Además su comportamiento anti-mancha permite trabajar con sustancias químicas sin peligro de dañar las superficies.